Una propuesta de reforma constitucional para las víctimas

  Luis Alfonso Castillo Garzon 
Defensor de Derechos Humanos
+57 3102125193
twitter:@castilloalfo
skipe: hojasuelta1


Transcurridos 6 años de haber entrado en vigencia la ley 1448/11 mejor conocida como ley de víctimas, es necesario seguir insistiendo en que la ley es una herramienta precaria que no ha servido de manera efectiva para que las víctimas del conflicto armado en Colombia, garanticen de manera adecuada y oportuna su derecho a la indemnización o a la restitución de tierras usurpadas por los promotores de la guerra, la sola cifra de 700.000 indemnizaciones entregadas y apenas un número aproximado de 300.000 hectáreas restituidas, dan cuenta de la precariedad de este instrumento, que requiere modificaciones profundas, para superar la insatisfacción y en algunos casos la revictimización que por múltiples razones la implementación de la ley ha causado en muchas víctimas.

Entendiendo que el actual momento es una ventana de oportunidad para la transformación de las realidades sociales y políticas de nuestro país y también aprovechando que distintas autoridades han planteado que el actual proceso de paz, y especialmente la firma del acuerdo para la terminación de la guerra con la guerrilla de las FARC, y que han ubicado a las víctimas en el centro el proceso, es oportuno plantearnos el tema de los derechos de las víctimas en clave de una reforma constitucional  en el procedimiento de vía FAST TRCK, que dé cabida a los múltiples aspectos que no hacen parte de la ley de leyes, dado que cuando se promulgó la constitución de 1991, la categoría víctimas y mucho menos sus derechos hacían parte del escenario político en nuestro país. Por esta razón hoy vale la pena abrir el debate sobre la necesidad de incorporar un nuevo artículo en la Constitución Política Colombiana que garantice de manera institucional los derechos de más de diez millones de víctimas del conflicto armado en Colombia.

De esta manera, se presenta para el debate de la opinión pública nacional, la siguiente propuesta modificatoria de la constitución política de Colombia:

Artículo XXXX. Las víctimas del conflicto armado, son sujetos de especial protección constitucional, a quíenes el estado deberá garantizar de manera preferente y especial sus derechos a la verdad, protección, salud, educación básica, técnica y superior, generación de ingresos acorde con sus saberes, vivienda gratuita y digna, retorno con dignidad y garantías, rehabilitación oportuna y garantías de no repetición, disfrute pleno del territorio y reconocimiento pleno de la participación en los asuntos que son de su incumbencia, así como, la implementación del enfoques de género, diversidad, generación, étnico, discapacidad  y territorial. Priorizando un presupuesto progresivo no inferior al 14%, durante un periodo de 20 años, orientado desde un ministerio de las víctimas y la paz.

Esta modificación constitucional será el puerto al partir del cual, se dan los eventuales cambios que requiere la ley 1448/11 y que se deben promover en discusiones amplias con las víctimas para dar cabal cumplimiento al apartado 5.1.3.7 del acuerdo final suscrito entre el gobierno Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC.

Más allá del discurso que se difunde a través de los medios de comunicación en que se plantea que, las víctimas son la justificación y en centro el proceso de construcción de paz, se requieren gestos concretos que garanticen a millones de víctimas en nuestro país un goce efectivo para el restablecimiento pleno sus derechos vulnerados por una larga, dolorosa y prolongada guerra de 60 años.

Dejamos en consideración de la opinión pública, de las organizaciones de víctimas, así como las víctimas en General, esta propuesta de modificación de la constitución política nacional, para que desde el debate sereno y constructivo mejoren las reflexiones y garantías para todas las víctimas del conflicto armado en nuestro país.


Entradas populares