QUE PASA CON AYUDAS HUMANITARIAS, PARA LAS VICTIMAS EN BOGOTA?

Los centros DIGNIFICAR no saben nada ¡¡¡¡

Alfonso Castillo Garzon
Defensor de Derechos Humanos
Candidato, Unión Patriótica al concejo de Bogota
twitter:@castilloalfo
skipe: hojasuelta1

Desde hace un mes, no se entregan bonos de ayuda humanitaria, (componente alimentario) en ningún centro DIGNIFICAR en la ciudad de Bogotá, lo que de nuevo, deja  a las víctimas que requieren este apoyo en una situación de extrema vulnerabilidad.

Al indagar por la situación, no se encuentran muchas respuestas, la Alta Consejería para la Atención a las Victimas entidades encargadas de proveer estos bonos, parece desentendida de la situación; al menos no proporciona información clara sobre este derecho, ni parece saber cómo va a sortear esta contingencia.

Sin embargo al escavar más sobre la situación, lo que nos hemos encontrado es que el contrato que la alcaldía tiene con Colsubsidio para proveer el bono, expiro hace poco más de un mes. Ante esta situación, la Secretaria General, debería suscribir un nuevo contrato de prestación de servicios para continuar atendiendo esta obligación, pero es allí, donde aparecen los problemas.

El bono, es un derecho que se concede a víctimas en condición de extrema vulnerabilidad, y es por ley, competencia de la alcaldía de Bogotá, sin embargo el funcionario encargado de garantizar que el contrato para entrega de bonos, parece que no se ha percatado, que con él se atiende a víctimas del conflicto, personas de extrema vulnerabilidad y ha tomado la decisión de prolongar innecesariamente la firma del nuevo convenio, decidiendo adelantar el proceso por la vía de “selección abreviada por subasta inversa” lo que puede tardar dos meses, desechando inexplicablemente un mecanismo legal, que le permitiría renovar el convenio de forma “expres”, como lo es el proceso de adición y prorroga.

Esta irregularidad debe tener alguna explicación y es competencia de la Alta Consejería de las víctimas, indicar, porque se presenta este inconveniente, que a primera vista NO parece ser un problema presupuestal, como si una imprevisión administrativa que no tuvo en cuenta con el suficiente tiempo, realizar los procedimientos que no permiten que no se terminara el convenio, sin tener firmada su prorroga, o tener adelantada la convocatoria y selección de un nuevo proveedor. Esta situación en todo caso va en contra del principio de inmediatez y ayuda humanitaria que debería prevalecer sobre otros criterios.


Bogotá, 27 de agosto2015

Entradas populares