Ir al contenido principal

DERECHOS HUMANOS Y ACTO LEGISLATIVO 012



POR:  IVAN CÁRDENAS

Los últimos meses el país ha asistido a una interesante reanimación del movimiento social especialmente del Magisterio y de los trabajadores de la salud;  quienes han protagonizado multitudinarios manifestaciones,  como no se veían hace muchos años,  en rechazo al proyecto de acto legislativo 012 que actualmente se debate en el Congreso.

Esta reactivación se explica por la dimensión y alcance del mencionado acto legislativo,  que se coloca en desarrollo de las imposiciones del FMI y la Banca transnacional a nuestro país y abre campo para la privatización de esenciales servicios como lo son la educación y la salud. 

La pretensión del Gobierno al presentar el debate del Congreso al acto legislativo 012, es modificar,  el actual régimen de transferencias, safándose de la responsabilidad de aportar los recursos que por Ley le corresponde y descargándose en las lánguidas finanzas municipales,  para que sean estas las que asuman los costos totales de los servicios,  lo que significa la liquidación por falta de recursos para estos derechos fundamentales,  de los colombianos y de paso favorecer las privatizaciones. 

El interés y presión que ha ejercido el Gobierno en cabeza del Ministro de Hacienda,  Juan Manuel Santos,  y a la que se han sometido los parlamentarios.  Nos deja recordar como copia del calco,  las argumentaciones que se dieron para aprobar las respectivas leyes 100 de 1.993 y 50 de 1.993,  que dieron inicio a la transformación social de la Seguridad Social,  diciendo que a través de esta legislación todos los colombianos accederían a la seguridad social;  hoy la realidad nos indica que la seguridad social se privatizó y la mayoría de la población se encuentra excluida de los servicios de salud. 

Hoy como ayer el Gobierno y sus representantes de turno argumentan que el acto legislativo lo que busca es ampliar la cobertura y mejorar el servicio de educación y salud,  pero la realidad es que esto solo sirve para un sector muy pequeño de la sociedad,  que pueda pagar a los precios que imponga la privatización y esto por su puesto deja por fuera a la mayoría del pueblo que además de los problemas generados por la guerra y la crisis económica ahora se hace víctima del criminal modelo Neoliberal. 

En este sentido el acto legislativo 012 es de nuevo una violación del Estado colombiano a los Derechos Humanos por cuanto priva a las mayorías del Derecho a la salud y a la educación,  que siendo Derechos fundamentales consagrados  constitucionalmente,  se pretende eliminar a través del pupitrazo y seguramente con el conocido chantaje a los congresistas que de seguro se prestarán a esta maniobra orquestada por la banca transnacional. 

Urgen al movimiento social continuar y acentuar la denuncia y rechazo a esta nueva pretensión del capital de excluir a los colombianos y llevarlos a mayores niveles de miseria y hambre,  es necesario que las calles siguen siendo escuela de formación para los jóvenes,  generaciones a las que hemos visto de nuevo,  gritando y rechazando la injerencia extranjera y la privatización salud y educación.

Entradas populares de este blog

EL GOBIERNO SE PATRACIO CON LA IMPLEMENTACION DE LOS ACUERDOS:

Alfonso Castillo Defensor de derechos humanos Afiliado Unión Patriótica
Un año después de la derrota del plebiscito del 2 de Octubre de 2016, en el que una poderosa caterva de la élite política del país, le aposto a impedir el avance del acuerdo de paz y poner fin a la guerra, y logro consolidar una matriz de opinión que hoy continúa saboteando cada desarrollo de la construcción de la paz.
Después de ese oscuro día, la voluntad de los sectores democráticos logro salirle al paso a este impase y finalmente se firmó un nuevo acuerdo de paz, el 24 de noviembre en el teatro Colon en Bogotá, que se convierte en un importante instrumento para derrotar la guerra, y abrir el camino para impulsar transformaciones democráticas para un nuevo país.
A partir de ese momento, el país ha asistido a una larga lista de hechos que dejan ver claramente dos situaciones que explican la complejidad de este proceso que se ha dado en llamar la implementación de los acuerdos: De un lado una guerrilla, con todo el co…

Partido Unificado de los Comunistas Colombianos

Aportes para el debate
…Urge la unidad de los revolucionarios Por. Alfonso Castillo Garzon Militante Comunista.
Tras la firma del acuerdo final de paz en 24 de noviembre del año 2016, entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC, el país ha entrado en un estado de expectativa, pero sobre todo de incertidumbre, en lo fundamental por la evidente falta de voluntad y compromiso del gobierno y el Estado Colombianos, para honrar la palabra empeñada en la firma del acuerdo final, actitud que contrasta con el gesto de la guerrilla, que ante cada incumplimiento, reitera su “inquebrantable voluntad” de cumplir lo pactado, para terminar la guerra y construir la paz con justicia social.
No sólo se trata de los evidente retrasos en la construcción de las Zonas Veredales Transitorias de Normalización, sino y fundamentalmente a la lentitud y oportunismo para presentar las iniciativas de ley y los decretos que concretan el cumplimiento del acuerdo por parte del gobierno. Prácticamente se pued…

LA PAZ, EN LA PATRIA BOBA

Alfonso Castillo Garzon Defensor de Derechos Humanos +57 3102125193 Blog: http://hojasuelta0.blogspot.com twitter:@castilloalfo skipe: hojasuelta1 https://www.facebook.com/AlfonsoCastilloUP

Igual que hace 200 años, el país asiste a una etapa de su vida política que en voz de muchos, es de incertidumbre, pero para algunos, también es una reedición de épocas ya transitadas de  nuestra historia y de la que pareciera no quedan enseñanzas y volvemos a reproducirlas una y otra vez en perjuicio de las mayorías nacionales.

Desde 1810, y tras el mal llamado “grito de independencia”, nuestra incapaz clase política se sumergió en discusiones estériles sobre cómo conducir al país por el mejor camino, sin embargo, esas discusiones no estaban situadas en el interés nacional o pensando en el bienestar de todos los ciudadanos, no existía la preocupación de la soberanía, democracia, libertad, justicia o desarrollo económico, todas las discusiones de esa clase política se centraban en mezquinos intereses pers…