DR SANTOS, ME DA PERMISO PARA BUSCAR LA PAZ?

Alfonso Castillo Garzón
Defensor de Derechos Humanos
+57 3102125193
twitter:@castilloalfo
skipe: hojasuelta1
El gobierno de Juan Manuel Santos, anunció el día miércoles 10 de febrero que iniciaría investigaciones judiciales contra las personas que se han reunido en la mesa de paz con la delegación de las FARC en la Habana Cuba, el tono agresivo de la declaración, no deja de sorprender pues teníamos entendido que el proceso avanza de manera que hace pensar que estamos en una fase de irreversibilidad, sin embargo entonces, cabe la pregunta porque el gobierno sale con este tipo de medidas en todo caso persecutorias de personas que con toda seguridad han ido con el ánimo de aportar ideas e iniciativas en favor de La Paz?

Ahora resulta que el gobierno de Juan Manuel Santos, se cree el dueño la búsqueda de La Paz. Esto sin duda suena a una gran desfachatez, sobre todo considerando que es el propio gobierno que ha alentado a diferentes sectores y fuerzas políticas a convertir la paz en un propósito nacional.

Resulta cuando menos irónico, que sea ahora el presidente Santos el que se abroga la exclusividad en la búsqueda de la paz. Cuando el mismo emprendido de manera unilateral e inconsulta con el pueblo, acciones de guerra, que en el pasado generaron dificultades con países vecinos, Y más aún,  el mismo tiene responsabilidades en las acciones emprendidas por las fuerzas militares como los falsos positivos, que bañaron de sangre distinto lugares de la geografía nacional, con los asesinatos de jóvenes por parte de las FFMM.

SEÑOR Santos, cuando muchos sectores decidimos dar el respaldo en las elecciones, de junio de 2014, para su reelección, nunca lo hicimos para delegarle la exclusividad, de lo entre otras es un derecho de todos y todas,  como lo es el derecho a la paz, por la que cada colombiano debe trabajar cada día.

Por este camino, no será extraño que usted nos diga un día, que la única definición de paz es la que usted plantea, cosa con la cual no podemos estar de acuerdo, entre otras cosas porque su modelo de paz, solo parece beneficiar a los sectores más poderosos de la sociedad colombiana, mientras para las mayorías nacionales nos tocara seguir el camino de la exclusión social, la miseria y la permanente violación de los derechos humanos y nuestros derechos socio económicos.

Por esta razón cada día cobra más vigor la idea de promover un fuerte proceso de pedagogía para paz, en la que se pueda explicar a los nacionales toda la implicación del proceso de paz y la necesidad de llenarlo de contenido popular. Esta labor la vamos a desarrolla con o sin su permiso, así como, a continuar la lucha por la paz, con justicia social, democracia y garantías de no repetición.


Bogotá, Febrero 20, 2016

Entradas populares