viernes, 26 de febrero de 2016

LA SEÑORA PAZ, SE TARDARA UN POCO...

Alfonso Castillo Garzón
Defensor de Derechos Humanos
+57 3102125193
twitter:@castilloalfo
skipe: hojasuelta1
Las noticias de este país, no dejan de sorprender, máxime si se considera  que como lo anuncia el presidente  Santos. La paz está muy cerca. Pero en realidad cuando se escuchan los sucesos y acontecimientos del país, a nadie le pasa por la mente que estemos en la antesala de la paz.

Por esta razón estemos seguros “La señora paz se va a tardar un poco más”, y que su llegada está dependiendo de promover un fuerte proceso de movilización ciudadana, que transforme lo que parecieran ser prácticas y costumbres comunes en el comportamiento político del país, pero que van en contravía de la paz democrática y con justicia social que la mayoría anhela.

Algunas razones que animan a creer que la ansiada paz está más allá de la firma de un acuerdo con una guerrilla, son las siguientes:

1.      La tremenda corrupción en las más altas esferas del estado, Fiscalía, Procuraduría, Altas cortes, Defensoría, Policía, Fuerzas Militares, UNP, REFICAR. en estas entre otra entidades la danza de millones en multimillonarios contratos, adjudicados a dedo o sin suficientes controles, son noticia de cada día, que solo se descubren, por un “desliz”  de los protagonistas, o por la denuncia de alguno de los implicados, inconforme con la repartición de las utilidades del acto ilícito.

2.      A diario un político en cualquier rincón del país, se roba recursos del erario público, y su máxima sanción es ninguna, o dejar que un familiar suyo siga haciendo  fiesta con los recursos públicos.

3.        La depredación de lo que queda del ambiente, en especial el agua, se agudiza con la explotación salvaje de los recursos minero-energéticos, mientras se legisla para que este crimen siga o se acelere.

4.     Es inadmisible que después de tantas denuncias, sigan muriendo niños  y niñas en la Guajira, como en otros lugares del país, a consecuencia de políticos ladrones, que a sabiendas que lo son, el gobierno los nombra como administradores de los recursos públicos, estas muertes son la consecuencia inmediata de modelos económicos que arruinaron el campo, vendieron el agua, para usarlo en minería, etc. Y lo sorprendente es que hasta el día de hoy ningún ministro de salud, o Directora de ICBF ha renunciado o destituido.

5.         En  cambio sí se arma, todo un show de telenovela por un acto de pedagogía de paz en la Guajira a cargo de la guerrilla, pedagogía que el propio gobierno no hace, porque se autodenomina “dueño y señor de la paz”, sin involucrar al país, para explicar los desarrollos del actual proceso.

6.         Y lo más sorprendente, el propio gobierno Santos, hace una alianza por la paz (léase apoyo al plebiscito) con los mismos partidos que por siempre han promovido la desigualdad, la exclusión y la guerra contra el pueblo y son los responsables  de la corrupción, la violencia y el paramilitarismo que sigue campante en el país.

Hay mi querida “Señora Paz” tu llegada está lejos, hace falta que el pueblo se movilice e imponga con lucha política las transformaciones  económicas, políticas, sociales y culturales, que creen las condiciones necesarias para que la paz, se construya sobre bases de igualdad, justicia social  y transformaciones democráticas de un país, en el su único “problema”, no es, el accionar de la lucha guerrillera.


25 de febrero de 2016