Ir al contenido principal

Colombia: Mermecracia y violencia

Mermecracia y violencia
Alfonso Castillo Garzón
Defensor de Derechos Humanos
Presidente de ANDAS e integrante del MOVICE
hojasuelta0@gmail.com

Las graves denuncias de corrupción y entrega de auxilios a parlamentarios, realizadas el 23 de enero en el congreso por representantes de partidos incrustados en el gobierno, no sorprende, no se trata de hechos que no se conozcan por la ciudadanía en general, más aun, quienes denuncian han sido promotores, repartidores, beneficiarios de lo que ahora se denomina la mermelada.

El hecho reprochable sin duda, tiene toda credibilidad por cuanto se trata de una denuncia de políticos que conocen la forma en que funciona y se ha “aceitado” el estado Colombiano durante muchos años, sólo que ahora las voces del “Uribe Centro Democrático” pretenden ganar el favor de los electores para las elecciones del 9 de marzo, sin embargo, es necesario recordar que toda esa clase dirigente ha tomado el estado y sus recursos, como fuente de enriquecimiento y para ello, han desarrollado todo tipo de prácticas corruptas y clientelares y más aún, se han apoyado y realizado como lo señalan centenares de denuncias y procesos judiciales,  alianzas criminales con el narcotráfico y el paramilitarismo para mantener sus privilegios en el poder.

Esta denuncia no perjudica al Presidente Juan Manuel Santos, la afectada es la maltrecha democracia colombiana la cual de nuevo demuestra su inexistencia, pues no se trata sólo de esa repartición de puestos burocráticos o contratos, a ello se suma la ausencia de garantías para que sectores políticos distintos a los que han ejercido el poder del estado, desarrollando un marco legislativo para favorecer la impunidad y apoyo a sectores políticos dominantes como se expresa claramente en la reciente reforma electoral que sólo otorgar beneficios a los partidos políticos vinculados al gobierno actual, lo que de plano niega posibilidades a sectores opositores y democráticos que han accedido -no sin dificultades- a algunos cargos de elección popular, esto además de la persecución, amenazas, asesinatos, montajes judiciales, y estigmatización  a opositores al modelo político imperante.

Nuestra democracia bien puede calificarse de “Mermecracia criminal” porque mientras al mismo tiempo que se hacen denuncias de “ayudas” a los parlamentarios, se conocen graves hechos de corrupción y saqueo del erario público por parte de esos mismos políticos que hoy hacen las denuncias. Y de manera casi simultánea, se conocen también graves denuncias hechas por la Marcha Patriótica en las que se indica que en un año de existencia han sido asesinados 29 de sus integrantes y judicializado varios de sus directivos a partir de montajes judiciales a entre quienes se encuentran Huber Ballesteros y Francisco Tolosa, igualmente se conoce de las trabas y obstáculos que se ponen para que la Unión Patriótica, acceda a los apoyos de ley en el financiamiento de la campaña electoral.

Esto demuestra la necesidad que tiene el país de impulsar una asamblea nacional constituyente, que involucre a diversos sectores populares y sociales, a partir de mecanismos de verdadera y auténtica participación política, para permitir al pueblo colombiano dotarse una nueva constitución política, que se ponga al servicio de la soberanía, la justicia social, derrote la impunidad y desmonte de los aparatos criminales que continúan ejerciendo control y dominio territorial en vastas zonas del país, igualmente una transformación de la constitución que permita la redistribución de manera equitativa de la inmensa riqueza nacional, es esto sin duda entre otros cambios democráticos, serán caminos seguros y estables para garantizar la paz, el desarrollo y la justicia social que el país reclama y necesita de manera urgente.


Bogotá, 25 de enero de 2014 

Entradas populares de este blog

EL GOBIERNO SE PATRACIO CON LA IMPLEMENTACION DE LOS ACUERDOS:

Alfonso Castillo Defensor de derechos humanos Afiliado Unión Patriótica
Un año después de la derrota del plebiscito del 2 de Octubre de 2016, en el que una poderosa caterva de la élite política del país, le aposto a impedir el avance del acuerdo de paz y poner fin a la guerra, y logro consolidar una matriz de opinión que hoy continúa saboteando cada desarrollo de la construcción de la paz.
Después de ese oscuro día, la voluntad de los sectores democráticos logro salirle al paso a este impase y finalmente se firmó un nuevo acuerdo de paz, el 24 de noviembre en el teatro Colon en Bogotá, que se convierte en un importante instrumento para derrotar la guerra, y abrir el camino para impulsar transformaciones democráticas para un nuevo país.
A partir de ese momento, el país ha asistido a una larga lista de hechos que dejan ver claramente dos situaciones que explican la complejidad de este proceso que se ha dado en llamar la implementación de los acuerdos: De un lado una guerrilla, con todo el co…

Partido Unificado de los Comunistas Colombianos

Aportes para el debate
…Urge la unidad de los revolucionarios Por. Alfonso Castillo Garzon Militante Comunista.
Tras la firma del acuerdo final de paz en 24 de noviembre del año 2016, entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC, el país ha entrado en un estado de expectativa, pero sobre todo de incertidumbre, en lo fundamental por la evidente falta de voluntad y compromiso del gobierno y el Estado Colombianos, para honrar la palabra empeñada en la firma del acuerdo final, actitud que contrasta con el gesto de la guerrilla, que ante cada incumplimiento, reitera su “inquebrantable voluntad” de cumplir lo pactado, para terminar la guerra y construir la paz con justicia social.
No sólo se trata de los evidente retrasos en la construcción de las Zonas Veredales Transitorias de Normalización, sino y fundamentalmente a la lentitud y oportunismo para presentar las iniciativas de ley y los decretos que concretan el cumplimiento del acuerdo por parte del gobierno. Prácticamente se pued…

LA PAZ, EN LA PATRIA BOBA

Alfonso Castillo Garzon Defensor de Derechos Humanos +57 3102125193 Blog: http://hojasuelta0.blogspot.com twitter:@castilloalfo skipe: hojasuelta1 https://www.facebook.com/AlfonsoCastilloUP

Igual que hace 200 años, el país asiste a una etapa de su vida política que en voz de muchos, es de incertidumbre, pero para algunos, también es una reedición de épocas ya transitadas de  nuestra historia y de la que pareciera no quedan enseñanzas y volvemos a reproducirlas una y otra vez en perjuicio de las mayorías nacionales.

Desde 1810, y tras el mal llamado “grito de independencia”, nuestra incapaz clase política se sumergió en discusiones estériles sobre cómo conducir al país por el mejor camino, sin embargo, esas discusiones no estaban situadas en el interés nacional o pensando en el bienestar de todos los ciudadanos, no existía la preocupación de la soberanía, democracia, libertad, justicia o desarrollo económico, todas las discusiones de esa clase política se centraban en mezquinos intereses pers…