Ir al contenido principal

Tareas de PCC - UP en la construcción de paz y una Bogota democratica

CAMPAÑA UP AL CONCEJO BOGOTA

CANDITURAS AL SERVICIO DE LA UNIDAD DE LA IZQUIERDA, LA CONSTRUCCIÓN DE LA UP Y LA LUCHA POR UNA BOGOTA MÁS INCLUYENTE  Y PARTICIPATIVA
RETOS Y DESAFIOS – CAMPAÑA UP-2015

Por: Alfonso Castillo G
Defensor de Derechos Humanos y Victimas

El pasado 6 de diciembre la militancia comunista de Bogotá, escogió mediante consulta interna sus precandidatos al concejo de Bogotá, para las elecciones territoriales de octubre de 2015. Este ejercicio constituye un ejercicio democrático que sirve de ejemplo a otras organizaciones de la izquierda en Bogotá, con las pre-candidaturas definidas, la dirección del PCC en Bogotá, cuenta con un abanico dirigentes a partir de los cuales se debe conformar un amplio espectro de lideres y lideresas de la izquierda y otros sectores sociales y populares de Bogotá, con los cuales se podrá conquistar nuevos y necesarios escaños en el concejo distrital.

La participación de la izquierda y en particular para el PCC, en las elecciones territoriales 2015, se constituye en un colosal reto y en unos desafíos, en la actual coyuntura para la izquierda en la capital del país.

Un primer desafío, es desarrollar con más audacia la consolidación de la izquierda Bogotana , dinamizando iniciativas con Marcha Patriótica, Clamor Social, Congreso de los Pueblos, tratando de fortalecer el escenario Frente Amplio por la Paz, mas allá de intereses electorales. El Frente Amplio, puede ser el escenario desde el cual la izquierda y los sectores democráticos, puedan consolidar el movimiento social por la Paz, que se requiere para defender el proceso de Paz, y prepararnos para el proceso post acuerdo, una vez superada la actual etapa de diálogos para poner fin al conflicto y fortalecimiento necesario para detener la pretensión de la ultra derecha de continuar haciendo de la guerra y la violencia un gran negocio.

Un segundo desafío, que tiene este proceso, es la construcción de la estructura de la UP, en el territorio de Bogotá, para ello es necesario promocionar el proceso de inscripción y afiliación, pero sobre todo disponerse a consolidar una UP más amplia y flexible en sus formas orgánicas, pero más dinámica y audaz en el trabajo desde los territorios y los sectores sociales, en los cuales hace falta desarrollar estrategias de consolidación de la “marca UP”, esto quiere decir posicionar a través de la propaganda, la imagen y pronunciamientos de la UP, pero sobretodo colocándose al frente de la movilización de las comunidades para visibilizar y resolver las agudas problemáticas que ellas viven. Este desafío particular supone fortalecer y estrechar vínculos con Marcha Patriótica y sus dinámicas territoriales y de constituyente que se impulsan en Bogotá.


El tercer reto, constituye presentar una propuesta de la izquierda Bogotana capaz de defender y ampliar el proyecto de gobernabilidad de la izquierda para Bogotá, tarea que pasa por presentar una candidatura fuerte para la alcaldía de Bogotá, esta alternativa por ahora, tiene la candidatura de Clara López, por el Polo Democrático. Y las precandidaturas de Guillermo A. Jaramillo, María Mercedes Maldonado y Holman Moris,   por Progresistas.

Igualmente este desafío incluye ampliar la representación de la izquierda y los sectores democráticos en el cabildo capitalino, actualmente existen concejales del progresismo y del Polo, sin embargo estos concejales no actúan bajo un proyecto que sustente la gobernabilidad de la izquierda, en tal sentido, la propuesta de presentar una amplia lista de aspirantes a esta corporación en representación de la izquierda y los sectores democráticos, sociales  y populares que logre defender y ampliar conquistas sociales y de inclusión logradas en estos 12 años de gobierno de izquierda en Bogotá, es un reto en el que se probara la madurez y sensatez de las posturas izquierdistas.
Este desafío tiene particular importancia dado el propósito que la ultra derecha y la derecha tiene de retomar espacios de poder en Bogotá, y la retoma de la alcaldía mayor, propósito al que le están poniendo todo el empeño.

Cuarto desafío es fortalecer y mejorar la coordinación de agendas sociales y políticas que permitan al movimiento popular y democrático, juntar los esfuerzos y recursos, para enfrentar la crisis económica que golpeara a los sectores  populares en el 2015, también corresponde al pueblo, en pie de lucha exigir al gobierno Santos, cumplir con el impulso de una paz en favor del pueblo Colombiano, reversando la agenda legislativa que contraria la consolidación de la Paz con justicia social. Esta coordinación de agenda No debe desconocer la lucha de las mujeres, contra el feminicidio, la discriminación y por igualdad de derechos aún  no garantizados. Tampoco desconocer la agenda juvenil que pasa por la lucha contra la estigmatización, defensa de la vida, el derecho a la objeción de conciencia y contra el reclutamiento forzado y el servicio militar obligatorio, así como, toda la lucha que libra el movimiento estudiantil por la conquista del derecho a la  educación pública, gratuita y de buena calidad,  también la lucha por el derecho a la salud, la batalla de las comunidades por el derecho al territorio y la soberanía, contra la gran minería. Fortalecer y dinamizar las luchas de comunidades afro descendientes e indígenas por sus derechos así como, también de las víctimas y el derecho a verdad, justicia, reparación integral y no repetición, sin olvidar la agenda de la MIA y el campesinado, luchando por el derecho a reforma agraria y trasformaciones del mundo rural. De igual forma esta la tarea por la libertad de los presos y prisioneros y prisioneras políticos, privadas de la libertad y el logro de mejores condiciones de reclusión, para la población carcelaria del país. Solo para mencionar algunas de las   tareas y dinámicas sociales más contundentes y movilizadoras del reciente periodo, ante lo cual es necesaria una fuerte articulación de dichas agendas.

Quinto desafío para el Partido Comunista y la UP, es de gran importancia la tarea de sintonizarnos con las dinámicas sociales y problemáticas de las comunidades desde los territorios y especificidades sectoriales, así, la tarea de los dirigentes y activistas de la UP, es conocer esos territorios, problemáticas, sectores políticos y sociales que en el actúan, la gobernabilidad e institucionalidad presentes, los presupuestos, planes de desarrollo, los sueños y anhelos de las comunidades, entre muchos otros elemento de la cartografía social y humana que debemos apropiar, tomar la iniciativa sin vacilaciones pero sin exclusiones, con el propósito de vincular esa comunidades a la comprensión del a coyuntura y vincularlos de manera decidida a la defensa del proceso de paz, y la construcción de las trasformaciones democráticas que la ciudad requiere, organizando y movilizando, haciendo pedagogía de paz, en fin, metiéndonos con la gente.

Estas tareas se pueden lograr, si desde la izquierda superamos nuestra mezquindad, y fortalecemos el espíritu de unidad para el propósito más grande, que es el logro de la Paz. En ello y para ello el Partido Comunista y la UP, así como, particularmente las pre-candidaturas al concejo de Bogotá, recientemente definidas y las candidaturas a ediles que se determinen en los próximos días, deberán jugar un papel de liderazgo y facilitación en la construcción de esa unidad.


Bogotá, 21 de enero de 2015

P. E.     Entre las tareas que requiere nuestra coordinación en el primer semestre.
-          8 de marzo, día internacional de la mujer.
-          9 de abril, movilización por la Paz.
-           1 de Mayo, día internacional del trabajo
-          Encuentro internacional de artistas por la Paz.

   .     
  
    




Entradas populares de este blog

EL GOBIERNO SE PATRACIO CON LA IMPLEMENTACION DE LOS ACUERDOS:

Alfonso Castillo Defensor de derechos humanos Afiliado Unión Patriótica
Un año después de la derrota del plebiscito del 2 de Octubre de 2016, en el que una poderosa caterva de la élite política del país, le aposto a impedir el avance del acuerdo de paz y poner fin a la guerra, y logro consolidar una matriz de opinión que hoy continúa saboteando cada desarrollo de la construcción de la paz.
Después de ese oscuro día, la voluntad de los sectores democráticos logro salirle al paso a este impase y finalmente se firmó un nuevo acuerdo de paz, el 24 de noviembre en el teatro Colon en Bogotá, que se convierte en un importante instrumento para derrotar la guerra, y abrir el camino para impulsar transformaciones democráticas para un nuevo país.
A partir de ese momento, el país ha asistido a una larga lista de hechos que dejan ver claramente dos situaciones que explican la complejidad de este proceso que se ha dado en llamar la implementación de los acuerdos: De un lado una guerrilla, con todo el co…

Partido Unificado de los Comunistas Colombianos

Aportes para el debate
…Urge la unidad de los revolucionarios Por. Alfonso Castillo Garzon Militante Comunista.
Tras la firma del acuerdo final de paz en 24 de noviembre del año 2016, entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC, el país ha entrado en un estado de expectativa, pero sobre todo de incertidumbre, en lo fundamental por la evidente falta de voluntad y compromiso del gobierno y el Estado Colombianos, para honrar la palabra empeñada en la firma del acuerdo final, actitud que contrasta con el gesto de la guerrilla, que ante cada incumplimiento, reitera su “inquebrantable voluntad” de cumplir lo pactado, para terminar la guerra y construir la paz con justicia social.
No sólo se trata de los evidente retrasos en la construcción de las Zonas Veredales Transitorias de Normalización, sino y fundamentalmente a la lentitud y oportunismo para presentar las iniciativas de ley y los decretos que concretan el cumplimiento del acuerdo por parte del gobierno. Prácticamente se pued…

LA PAZ, EN LA PATRIA BOBA

Alfonso Castillo Garzon Defensor de Derechos Humanos +57 3102125193 Blog: http://hojasuelta0.blogspot.com twitter:@castilloalfo skipe: hojasuelta1 https://www.facebook.com/AlfonsoCastilloUP

Igual que hace 200 años, el país asiste a una etapa de su vida política que en voz de muchos, es de incertidumbre, pero para algunos, también es una reedición de épocas ya transitadas de  nuestra historia y de la que pareciera no quedan enseñanzas y volvemos a reproducirlas una y otra vez en perjuicio de las mayorías nacionales.

Desde 1810, y tras el mal llamado “grito de independencia”, nuestra incapaz clase política se sumergió en discusiones estériles sobre cómo conducir al país por el mejor camino, sin embargo, esas discusiones no estaban situadas en el interés nacional o pensando en el bienestar de todos los ciudadanos, no existía la preocupación de la soberanía, democracia, libertad, justicia o desarrollo económico, todas las discusiones de esa clase política se centraban en mezquinos intereses pers…