Ir al contenido principal

…Y AHORA QUIEN PODRA PROTEJERNOS


UNP, CONTINUIDAD DEL DAS? 

Por: Alfonso Castillo Garzón
Defensor de derechos Humanos


Los recientes escándalos de corrupción al interior de la Unidad Nacional de Protección (UNP), no sorprendieron, al menos NO a quienes de tiempo atrás hemos venido señalando las preocupaciones de haber creado una entidad encargada de la protección de personas amenazadas por causa del conflicto, sin que se hubiese hecho a respectiva depuración del antiguo DAS, organismo que se tuvo que desintegrar, por practicas de corrupción y criminalidad al servicio del Paramilitarismo, al menos por parte de su equipo directivo.

Luego entonces, no hay sorpresa, pero si mucha preocupación, las denuncias señalan que altos funcionarios de la UNP “Cobraban dineros a los contratistas para agilizar pagos de facturas”, y esto sucede, mientras el director de la entidad Andres Villamizar no ahorra esfuerzos para desmontar la protección al lideres sociales y defensores de los Derechos Humanos, para ello ha realizado seguimientos ilegales, se ha valido de artimañas para justificar el retiro de esquemas de protección alegando “ Mal uso”, por parte de los “beneficiarios” del programa.

Adicional a esta situación la entidad ha dado muestras, en sus cortos años de existencia, de tremenda ineficacia e incompetencia para cumplir con su obligación de proteger a las victimas del conflicto entre estas fallas las frecuentes se identifican las siguientes:

·         Demora de hasta seis meses en estudios de riesgo.
·         Implementación tardía de medidas de protección.
·         Retraso de hasta 5 meses en los pagos de auxilios de transporte.
·         Recorte gradual de los montos destinados a la protección (combustible, planes telefónicos, etc).
·         Contratación de vehículos inadecuados para la protección.
·         Adopción de medidas de protección sin atender el requerimiento de enfoque diferencial de grupos poblacionales o de género.
·         Atraso en el rembolso por pago de peajes.

Estas “irregularidades”, a lo mejor no lo son, si no que ellas hacen parte de la cadena de corrupción, que tal vez pueda estar enquistada al interior de esta entidad que cuenta con una nomina gigantesca, muchos de los cuales provienen del antiguo DAS.

Y por tratarse de protección a personas y grupos de especial protección constitucional, conviene preguntarse, si al interior de ella,  fueron erradicadas practicas criminales como por ejemplo vender información de personas protegidas, a grupos criminales como sucedió en el antiguo DAS.

Finalmente, preguntar al Gobierno cual es su política de prevención del riesgo a lideres sociales, reclamantes de tierra, y defensores de derechos humanos, porque con lo hasta ahora visto, quedan más preguntas que certezas, entre esas dudas que presenta la entidad se constatan estas:

·         La UNP no actúa con eficacia frente a la tarea de protección.
·         No se conoce plan institucional para el desmonte del paramilitarismo.
·         No hay compromiso del gobierno para asegurar los recursos financieros que se requieren para sostener el programa de protección.
·         La impunidad sigue en proporción del 98% de asesinatos y amenazas contra grupos de especial protección.

Así las cosas, exigir al Gobierno y en particular al Doctor Andres Villamizar, Director de la UNP, cesar la hostilidad y negligencia para con las personas y colectivos objeto de la acción de la UNP y dedicarse a depurar la institución a su cargo, librándola de la corrupción, el clientelismo y la politiquería, solo ello puede hacer posible que se recupere la confianza en la institución y se da un mensaje contundente a quienes dialogan con el gobierno para poner fin al conflicto.


Septiembre 5 de 2014

    
 


  

Entradas populares de este blog

EL GOBIERNO SE PATRACIO CON LA IMPLEMENTACION DE LOS ACUERDOS:

Alfonso Castillo Defensor de derechos humanos Afiliado Unión Patriótica
Un año después de la derrota del plebiscito del 2 de Octubre de 2016, en el que una poderosa caterva de la élite política del país, le aposto a impedir el avance del acuerdo de paz y poner fin a la guerra, y logro consolidar una matriz de opinión que hoy continúa saboteando cada desarrollo de la construcción de la paz.
Después de ese oscuro día, la voluntad de los sectores democráticos logro salirle al paso a este impase y finalmente se firmó un nuevo acuerdo de paz, el 24 de noviembre en el teatro Colon en Bogotá, que se convierte en un importante instrumento para derrotar la guerra, y abrir el camino para impulsar transformaciones democráticas para un nuevo país.
A partir de ese momento, el país ha asistido a una larga lista de hechos que dejan ver claramente dos situaciones que explican la complejidad de este proceso que se ha dado en llamar la implementación de los acuerdos: De un lado una guerrilla, con todo el co…

Partido Unificado de los Comunistas Colombianos

Aportes para el debate
…Urge la unidad de los revolucionarios Por. Alfonso Castillo Garzon Militante Comunista.
Tras la firma del acuerdo final de paz en 24 de noviembre del año 2016, entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC, el país ha entrado en un estado de expectativa, pero sobre todo de incertidumbre, en lo fundamental por la evidente falta de voluntad y compromiso del gobierno y el Estado Colombianos, para honrar la palabra empeñada en la firma del acuerdo final, actitud que contrasta con el gesto de la guerrilla, que ante cada incumplimiento, reitera su “inquebrantable voluntad” de cumplir lo pactado, para terminar la guerra y construir la paz con justicia social.
No sólo se trata de los evidente retrasos en la construcción de las Zonas Veredales Transitorias de Normalización, sino y fundamentalmente a la lentitud y oportunismo para presentar las iniciativas de ley y los decretos que concretan el cumplimiento del acuerdo por parte del gobierno. Prácticamente se pued…

LA PAZ, EN LA PATRIA BOBA

Alfonso Castillo Garzon Defensor de Derechos Humanos +57 3102125193 Blog: http://hojasuelta0.blogspot.com twitter:@castilloalfo skipe: hojasuelta1 https://www.facebook.com/AlfonsoCastilloUP

Igual que hace 200 años, el país asiste a una etapa de su vida política que en voz de muchos, es de incertidumbre, pero para algunos, también es una reedición de épocas ya transitadas de  nuestra historia y de la que pareciera no quedan enseñanzas y volvemos a reproducirlas una y otra vez en perjuicio de las mayorías nacionales.

Desde 1810, y tras el mal llamado “grito de independencia”, nuestra incapaz clase política se sumergió en discusiones estériles sobre cómo conducir al país por el mejor camino, sin embargo, esas discusiones no estaban situadas en el interés nacional o pensando en el bienestar de todos los ciudadanos, no existía la preocupación de la soberanía, democracia, libertad, justicia o desarrollo económico, todas las discusiones de esa clase política se centraban en mezquinos intereses pers…