Las víctimas le apuestan a las urnas...

Tomado de la silla vacia  http://lasillavacia.com/historia/las-victimas-le-apuestan-las-urnas-52044
Cuatro años después de que el presidente Juan Manuel Santos convirtió la Ley de Víctimas en una de sus banderas, al menos 48 líderes de las mesas departamentales de víctimas y otras cuatro que viajaron a La Habana estarán este domingo de candidatos en los tarjetones.
Que estos líderes se hayan convertido en figuras visibles, tanto en las remotas veredas donde trabajan con las 7,5 millones de víctimas que tiene el país como en los medios locales, es uno de los grandes logros de la Ley. A raíz de ese creciente protagonismo, muchos comenzaron a soñar con incidir en los gobiernos locales.
“Tenemos que empezar a allanar el campo para el posconflicto. Si es cierto que va a haber un Acuerdo de paz, ¿qué mejor que haya diputados, concejales y alcaldes que sean víctimas, que vengan del movimiento de víctimas y que lleguen votados por las víctimas? Nuestra ventaja es que ya tenemos experiencia en la reconciliación”, dice Carmen Palencia, la líder de restitución de tierras que fue candidata liberal al Congreso (sin éxito) el año pasado.
Estos 52 líderes fueron acogidos como candidatos en los partidos de todo el espectro político, desde los de la Unidad Nacional hasta el Polo y la UP. Los que más avalaron víctimas, hasta donde pudo contar La Silla, fueron partidos pequeños como la ASI y el Mais indígena.
Estos son las víctimas en las urnas.
X
Bogotá
Aunque Bogotá tiene un número bajo de víctimas propias (apenas 22 mil), es la ciudad que agrupa un mayor número de ellas: 628 mil, que equivalen al 8 por ciento de sus habitantes. Y hay al menos dos candidatos al Concejo que buscan representarlas.
Entre ellos está Alfonso Castillo, un historiador que estuvo en la mesa nacional de víctimas como representante de las víctimas de actos terroristas y que ahora es candidato de la Unión Patriótica al Concejo de Bogotá.
Castillo salió de su natal Cali hace dos décadas, huyendo de la feroz campaña contra el partido que surgió de las fallidas negociaciones entre las Farc y el Gobierno durante los años ochenta, en la que fueron silenciados Jaime Pardo Leal, Bernardo Jaramillo Ossa, Manuel Cepeda Vargas y otros tres mil militantes. En Bogotá, se convirtió en líder de la Asociación Nacional de Ayuda Solidaria (Andas) y del Movice, el movimiento de víctimas de crímenes de Estado.
A él se le suma Aída Avella, la ex concejal y fórmula vicepresidencial de Clara López hace un año se lanzó como cabeza de lista en Bogotá de la resucitada Unión Patriótica y que fue una de las víctimas que viajó a La Habana el año pasado para reunirse con los equipos negociadores de la paz.
Avella es una veterana líder sindical, que fue integrante de la Asamblea Nacional Constituyente con la UP y dos veces concejal de Bogotá, hasta que abandonó el país cuando le hicieron un atentado con una bazuca en la Autopista norte, poco después de asumir la presidencia del partido cuando fue asesinado Bernardo Jaramillo Ossa. Volvió al país en 2013, cuando el Consejo de Estado le devolvió la personería jurídica a la UP y 17 años después de haber huido. Tras ser brevemente candidata presidencial de ese partido, terminó convirtiéndose en la fórmula de Clara López, sacando la segunda votación en Bogotá en la primera vuelta con 500.603 votos.




http://lasillavacia.com/historia/las-victimas-le-apuestan-las-urnas-52044

Entradas populares