Sistema electoral Colombiano aun cuenta votos con las manos y el ábaco


…A la gente pequeña que cotidianamente libra grandes batallas


Pasadas  las elecciones del 25 de octubre en las que se eligieron autoridades regionales para los próximos 4 años, varias cosas quedan en evidencia sobre la falta de modernidad y transparencia del sistema electoral colombiano, y de la obsolescencia y complejidad del modelo de elecciones y escrutinio que evidentemente son bastante atrasados y de cualquier forma no deja de inquietar; porque aún hoy, no se ha implementado el voto electrónico máxime si existe una ley que obliga a su implementación. La negativa a modernizar el sistema de votación deja pensar qué los varones electorales, quiénes se benefician de este modelo atrasado de elegir autoridades lo mantienen para facilitar la corrupción y la trampa y por el miedo a perder sus privilegios históricos, si se implementa un sistema más transparente que permita otras opciones políticas participará en mejores condiciones en una sana disputa democrática.

Ni qué decir del  vetusto sistema de escrutinio coma que realiza el primer conteo de manera manual, casi con los dedos o con el ábaco, y luego en una multiplicación de las actas de escrutinio las cuales se realizan manualmente, que luego son dictadas a un sistema central, también en una labor manual hecha por auxiliares de la registraduría, dando lugar a muchos errores e imprecisiones, derivados de aspectos técnicos como el mal diseño de los tarjetones y  formulario de escrutinio que inducen mil veces al error humano, o al menos, así sucedió en Bogotá con el tarjetón del Consejo, lo cual afectó claramente a partidos como la Unión Patriótica y el Centro Democrático, que por ser listas cerradas, al final hizo que no sé registrarán adecuadamente miles de votos para esos partidos en muchas mesas de votación.

Posteriormente y como si fuera poco y ante la imposibilidad de disponer de recursos humanos suficientes el argumento de las autoridades electorales para reconocer el derecho al voto y la obligación de la registraduría para realizar escrutinio transparente, se aduce que las reclamaciones se debieron hacer en las comisiones escrutadoras, como si lo que importará fuera el procedimiento para impugnar y no el derecho a realizar un reconocimiento al voto de los ciudadanos y proceder al respectivo recuento de votos donde se presupone existen irregularidades

No menos preocupante, es el rumor generalizado que las elecciones sigan realizándose en medio de denuncias de trasteo y compra de votos, de personas que manipulan decenas de células de personas fallecidas, o a las que seguramente se le retienen para inducir votaciones,  o la identificación de personas con cantidades de plata en efectivo cerca los puestos de votación y ante lo cual las autoridades policiales o electorales no realizan ninguna actividad efectiva para imputar a estas personas la responsabilidad por delitos electorales claramente establecidos en el sistema jurídico colombiano.

Asimismo, en otras partes se denuncia como en la registraduría se manipula la votación, se  secuestran los votos y se venden las curules, una situación de estas afectó al candidato a la alcaldía de Cabrera por el Polo Democrático Alternativo, que una vez realizado el primer conteo resulta como ganador el candidato del polo y posteriormente y ante la intervención de las actas, por parte del registrador municipal y pasados algunos minutos, resulta ganador el otro candidato

Para el caso particular de la Unión Patriótica, este hecho significa una revictimización al negarse el estado colombiano a brindar las suficientes y oportunas garantías que permitan al partido recién restituida su personería jurídica, contar con las condiciones óptimas para lograr la participación del escenario político. Pero igualmente deja en evidencia esta situación, que el comité de garantías para el seguimiento de la situación de la Unión Patriótica integrado por varias entidades estatales, les importa muy poco lo que pase con este proyecto político, así se evidencia, después de largas horas de reuniones donde se presentaron las denuncias y la preocupación que este movimiento tenía por un presunto trasteo electoral en el veredas de Sumapaz, ante la cual la Policía Nacional y el Ministerio del Interior, se comprometieron a estar atentos y colocar las medias de contención que se impidiera cometiera este delito. Sin embargo el día 25 de octubre nada hicieron para impedir que 14 o 16 buses con votantes provenientes del casco urbano de Bogotá, llegaran hasta a las veredas de la localidad 20, lo cual afecto gravemente el comportamiento histórico electoral de esa localidad.

En general el país urge modernizar su sistema político y particularmente el sistema electoral y salir de una vez por todas con un sistema de financiación de los partidos y las elecciones, con criterio de igualdad y transparencia, con acceso de todos los movimientos y partidos en igualdad de condiciones a los medios masivos de comunicación, modernización del sistema de votación y escrutinio, este es un paso trascendente, si en verdad el estado colombiano quiere modernizarse y crear las condiciones adecuadas para el logro de una paz duradera y estable, qué tanto se proclama. Y seria en todo caso un mensaje de confianza que se lleve a las guerrillas que hoy negocian con el gobierno, para su incorporación a la lucha política.


Alfonso Castillo Garzon
Defensor de Derechos Humanos
+57 3102125193
twitter:@castilloalfo
skipe: hojasuelta1
https://www.facebook.com/AlfonsoCastilloUP   

Entradas populares