Ir al contenido principal

ENRIQUE PEÑALOSA: contra la paz social


...el fin de la capital de la paz?

Alfonso Castillo Garzón
Defensor de Derechos Humanos
+57 3102125193
twitter:@castilloalfo
skipe: hojasuelta1


El 25 de octubre del año 2015 los bogotanos "elegimos" un nuevo gobierno para la ciudad, sin embargo es necesario decir, que este nuevo de gobierno no es un simple cambio de  nombre de gobernante, se trata en lo fundamental de un cambio de estilo de gobierno y sobre todo la reorientación en el modelo de construir la ciudad y la ciudadanía,  este viraje de modelo en la gobernabilidad de la ciudad, es el resultado de 8 años de ofensiva mediática política e ideológica contra gobiernos democráticos y de progresistas, que se habían instaurado una ciudad en los últimos 12 años.

Algunos de los elementos que corroboran este cambio de modelo para la ciudad son los siguientes: En primer lugar el discurso está concebido con una “promesa ambigua de la ciudad mejor para todos”, con la cual trata de ocultarse un modelo tecnocrático que se expresa y se ve reflejado en los secretarios de despacho, que ahora son más personas con vocación administrativa y gerencial, que con un compromiso claro con la ciudadanía y sus problemas más sentidos.

Ahora el discurso  se fundamenta en la idea de una “modernización urbanística” dando la sensación a la ciudadanía de que en el pasado no hubo nada y que todo fue mal hecho nada. Con eso quiere disfrazar u ocultar que en realidad de lo que se trata es de crear una ciudad al servicio del gran capital financiero e inmobiliario, colocando la ciudad al servicio de los intereses de los grandes proyectos inversionistas, de los ricos capitalistas. Con este discurso entonces, se va a justificar ahora echar cemento por todas partes, dejando atrás todo el proyecto ambiental que se venía consolidando en la ciudad en el último período. Tras este discurso el alcalde y la administración que llega, intenta imponernos esta nueva forma de entender la ciudad, ocultan caro esta, que este desarrollo urbano se hará  a costas de la reducción del presupuesto para inversión social, justificado entre otras cosas por la crisis del precio del petróleo, pero también, con la de la venta del patrimonio los Bogotanos, cómo pueden ser la empresa de acueducto, el servicio de recolección de basura y las acciones que se tienen empresa energía eléctrica de Bogotá y la empresa transportadora de gas o como lo ha anunciado la venta de ETB.

El modelo que impondrá Peñalosa, en el desarrollo de la ciudad a través del Plan de Ordenamiento Territorial, que trazara el destino de la ciudad para los próximos años, estará centrado en una fuerte acción para el desarrollo de la ciudad que se expande hacia los bordes, echando para atrás la política que se intentó promover durante el gobierno de Gustavo Petro, de fortalecer el crecimiento en el centro ampliado de la ciudad.

Cómo está anunciado se va a rediseñar la construcción del metro, modificando su trazado original el cual se invirtieron millonarias sumas de la ciudad, igualmente se va a impulsar una política de construcción de malecones y parques lineales sobre los ríos, lo que significará afectar gravemente la protección al medio ambiente, esto por supuesto en el marco del discurso que ya conocemos de Peñalosa de “la ciudad bonita”, sin embargo esta ciudad bonita aumentará los niveles de segregación y exclusión de sectores empobrecidos y marginados, igualmente sucederá con los sectores sociales en los que se reducirá la inversión social, por ejemplo, los discapacitados y las comunidades LGBTI,  que nuevamente verán como sus intereses se verán afectados, al ser desconocidos por la nueva administración.

El interés del alcalde es continuar el proyecto impulsado en su primera administración, para fortalecer la  construcción de troncales de Transmilenio, con todo el modelo contaminante que ha significado este medio de transporte.
Pero quizá el aspecto más preocupante que deja entrever los primeros días de gobierno del alcalde Peñalosa, es el anuncio de recorte presupuestal del 20% en muchos programas y dependencias, lo que en algunos casos, significa aumentos superiores a este porcentaje, afectando gravemente el desarrollo de las políticas sociales que se venían impulsando en administraciones pasadas.

No menos grave será el recorte de un 40% en la inversión para gastos de la salud pública lo que significa como viene sucediendo el desmonte del programa de  territorios saludables, suspensión de todos los programas anunciados para el desarrollo y reapertura del hospital San Juan de Dios, así como seguramente, se detendrá el proyecto de construcción de nuevos hospitales en varias localidades, también cómo se viene diciendo se montará el programa  que brindaba atención especializada la población farmacodependiente. Este anuncio en el recorte presupuestal no es otra cosa que incorporar la salud al modelo neoliberal de privatizaciones que impulsa actualmente el gobierno nacional, con él, vendrán más adelante anuncios de seguras privatizaciones de hospitales o por lo menos venta parcial de algunos servicios que se prestan en la red pública hospitalaria de la ciudad.

En materia de educación la situación no es menos grave, se retoma a la política de colegios en concesión y se impulsará el modelo de jornada única, sin brindar mejorías laborales a los docentes a los cuales se vinculara, a programas de contrato de precarización laboral, así también, veremos cómo se disminuye la inversión para la ampliación de cobertura y mejoramiento de la calidad de la universidad distrital. El alcalde Peñalosa, seguramente establecerá una alianza con el Ministerio de Educación con la que se fortalecerá como lo viene haciendo el gobierno nacional el programa de “ser pilo paga” y desestimular a el aumento de cupos en la universidad pública de la ciudad.

Los anunciados planes de vivienda que afectarán al medio ambiente tanto en el norte, cómo en el occidente de la ciudad, sólo favorecerán el sector financiero y a las constructoras, logrando obtener mejores condiciones económicas para los bancos y el sector inmobiliario, de ninguna manera este modelo de construcción resolverá el problema de vivienda de interés prioritario, y en todo caso se trata de un modelo de construcción de vivienda en las extramuros de la ciudad, lo que finalmente significará mayores inversiones en extensión de la red de servicios públicos hacia esas zonas de la ciudad.

Los sectores como mujeres, comunidad, LGBTI, discapacitados, afros y población vulnerable, niños y niñas, adolescentes y jóvenes, deberán estar atentos, pues todo esto anuncio de recorte afectarán las conquistas producto de la lucha de estos sectores, por mejorar sus derechos y el desarrollo de políticas públicas construidas con enfoque de derechos y garantías, hoy por ejemplo, se está anunciando la reducción del personal vinculado a los comedores comunitarios y los jardines de la Secretaría de Integración Social, así como, el cierre de los CAMAD, donde se atiende población farmacodependiente.

El sector de víctimas está en gran incertidumbre, pues el alcalde Enrique Peñalosa no ha mencionado este tema, ni en el desarrollo su campaña, ni durante, los primeros días de su gobierno. Aquí hay que decir que los últimos 12 años la ciudad ha visto crecer el compromiso con las víctimas y sus derechos, no solamente reflejado en el aumento de la inversión presupuestal, sino en el desarrollo con enfoque de derechos, que inclusive llegaron a ir mucho más allá de lo establecido en la ley 1448/11.

Hoy estos programas podrían verse afectados con el anuncio de la reducción del presupuesto y más aún, una reducción en el desarrollo de los programas llevándolos al límite más bajo establecido por la ley de víctimas, lo que significaría un grave retroceso y en todo caso una violación a la ley de víctimas y al desarrollo jurisprudencial establecido por la corte constitucional, en el sentido de no poder reducir presupuesto, ni programas que impliquen vulneración el principio de la progresividad, que debe regentar los programas de atención a víctimas.

Esta omisión del tema de víctimas por parte de la nueva administración, trae consigo varias preguntas por ejemplo, qué va a pasar con el programa de vivienda para las víctimas? cuál va a ser el modelo y el enfoque con el que se van a desarrollar las políticas públicas? Es importante saber si entonces se van a seguir desarrollando los programas de generación de ingresos que se están impulsando?, también saber cómo se fortalecerá el tema de la política de participación de las víctimas en la implementación de los programas y en todo caso en la implementación de los acuerdos de paz, en el que el tema víctimas juega un papel importante?, cuál será entonces el enfoque que se dará a la atención preferencial, a grupos como las mujeres, población afrodescendiente, indígena, a los niños y niñas y no menos importante, conocer, cuál será el compromiso de la administración de Enrique Peñalosa, para el desarrollo del programa de reparaciones colectivas o el impulso al programa de retorno reubicaciones y restitución de tierras que se venía adelantado?.

En los últimos años la ciudad de Bogotá había jugado un papel importante en el impulso respaldo al proceso de diálogos que actualmente se adelanta, así como el estímulo al proceso organizativo de las comunidades, para crear comités de paz y derechos humanos, con la omisión del tema Paz, por parte del mandatario actual de la ciudad, cabe entonces la pregunta sí este tipo de acciones se continuarán desarrollando? Es te aspecto es preocupante dado que el país atraviesa por una coyuntura en la que se deben emprender todas las acciones posibles en favor del logro de la paz duradera y estable.

Este panorama que dibuja los primeros anuncios de la administración de Enrique Peñalosa, no nos deja la menor duda, esta es una administración neoliberal, elitista, autoritaria y con espíritu revanchista. Qué viene a desconocer los avances y conquistas que se dieron en los últimos 12 años de gobiernos democráticos y progresistas. Ante este panorama es la hora de que las enormes reservas populares y democráticas que tiene la ciudad, se pongan de manera articulada, coordinada y planificada, a organizar la resistencia para enfrentar estas arremetidas, que sin duda alguna significada en un retroceso en las políticas sociales que tenía la ciudad.

La tarea hoy, es trabajar por organizar las comunidades beneficiarias de las políticas y los programas sociales, desarrollar acciones para sensibilizarlas, en el sentido defender las conquistas e impulsar la movilización ciudadana, por la defensa de ellas, así como la protección del patrimonio público. Esta tarea se desarrolla la par que usamos el trabajo de pedagogía por la paz y la preparación del paro Cívico nacional, que en Bogotá debería tener una fuerte manifestación tanto en su preparación, como en su desarrollo, para mostrarle tanto el gobierno nacional, como al de la ciudad, que los derechos sociales deben ser respetados, que la paz es inversión social y no ella no puede ser utilizada, como mero eslogan para hablar de la paz, sin el compromiso de los gobernantes a desarrollar programas y políticas sociales, que ayuden a superar la inequidad, la desigualdad, la pobreza y la injusticia, que ha reinado por tantos años en nuestro país, sólo la movilización de los ciudadanos, el movimiento social y popular, lograra concretar la idea de convertir a Bogotá en la capital de la paz.


Bogota, Febrero 8 de 2016

Entradas populares de este blog

PEOR SÍ ES POSIBLE

...A propósito del triunfo de Donald Trump en los Estados Unidos


Alfonso Castillo Garzon Defensor de Derechos Humanos +57 3102125193 Blog: http://hojasuelta0.blogspot.com twitter:@castilloalfo skipe: hojasuelta1 https://www.facebook.com/AlfonsoCastilloUP
Una de las cuestiones aprendidas en las elecciones del plebiscito del 2 de octubre en Colombia, tienen que ver con que debemos analizar y prever en nuestra actuación cotidiana, un empeoramiento de la situación la política, dada la dinámica compleja , contradictoria  e inesperada de los acontecimientos, tal como hemos venido viendo en los últimos años.

Por esta razón es necesario prever, qué peor si puede ser posible, si tenemos en cuenta que el día 8 de noviembre se celebra en los Estados Unidos elecciones presidenciales, y también ha trascendido que hay una pequeña crisis en la mesa de diálogos de La Habana y en el mundo globalizado una cosa se relaciona con otra.
El mundo hoy se disputa en una compleja situación política: Agudización del …

Nueva política para atención a víctimas o retroceso descarado?

Alfonso Castillo Garzon Defensor de Derechos Humanos +57 3102125193 Blog: http://hojasuelta0.blogspot.com twitter:@castilloalfo skipe: hojasuelta1 https://www.facebook.com/AlfonsoCastilloUP



Con la llegada de la administración de Enrique Peñalosa, ha surgido entre las víctimas,  muchas incertidumbres e inquietudes sobre el futuro de la política pública de atención a víctimas. Estas preocupaciones han aumentado cuando se conocieron, el borrador de plan distrital de desarrollo y posteriormente el proyecto de acuerdo, presentado para llevarse el consejo distrital.  Con estos documentos, el tema víctimas y paz, fue abortado con ambigüedad y en todo caso sin objetivos y metas claras.  Lo que deja en evidencia lo anunciado por la nueva administración a través de la consejera de víctimas Ángela Anzola  es que “...la política de prevención y atención a las víctimas va a sufrir cambios”,  sin que quede esclarecido si estos cambios, serán para garantizar la sostenibilidad y progresividad de …

GOBIERNO DE ENRIQUE PEÑALOSA. UNA OPORTUNIDAD PARA EL MOVIMIENTO POPULAR?

Alfonso Castillo Garzon Defensor de Derechos Humanos +57 3102125193 Blog: http://hojasuelta0.blogspot.com twitter:@castilloalfo skipe: hojasuelta1 https://www.facebook.com/AlfonsoCastilloUP
Los 6 meses de gobierno del alcalde Enrique Peñalosa, han mostrado con Claridad la intención de la Ultra derecha, la derecha y los empresarios de la ciudad de Bogotá de retomar rápidamente espacios perdidos durante 12 años de gobiernos populares.
La derecha retomó el gobierno de Bogotá, tras un plan sistemático de 8 años, cuyo principal componente, fue bombardear, a través de los medios de comunicación a la opinión pública, creándole la sensación de que los gobiernos populares y democráticos eran un fracaso. Todo con el afán de reconquistar para los sectores económicos más poderosos, la ciudad como epicentro de negocios rentables para los grupos económicos e inmobiliarios. Así lo demuestran 6 meses de gobierno de Enrique Peñalosa que ha mostrado claramente su intención de vender todo lo posible en la ciud…