Ir al contenido principal

Crear muchas juntas Patrióticas en los barrios de Bogota

VAMOS PAL BARRIO
UP...NICEMONOS
Por Alfonso Castillo Garzon
hojasuelta0@gmail.com
Contexto complejo pero desafiante

El país afronta un momento excepcional para quienes, como es el caso de la Unión Patriótica, han llevado una larga batalla, por conquistar para Colombia, La Paz, con justicia social, recambio en el modelo económico, derrota de la impunidad, soberanía Nacional y mayor democracia política.



Es excepcional, porque ahora que el país ha avanzado en los procesos de dialogo con la Guerrilla de las FARC- EP, como con el ELN avance dados, en lo fundamental por la voluntad  de las guerrillas y no, por la decisión de las clases dominantes que hoy a pesar de los desarrollos de estos diálogos para poner fin al conflicto armado, mantienen un discurso ambiguo, y en todo caso sin ocuparse de resolver los problemas estructurales que originaron el conflicto armado.

En todo caso, el escenario político del país, para los próximos meses debe planearse sobre la base de reconocer el post acuerdo con las insurgencias, en el que no se terminaran los graves conflictos económicos, sociales, políticos y culturales que vive el país desde hace varias décadas.

Es allí donde se debe situar el papel de la UP, sus amigos y simpatizantes, entendiendo la complejidad del momento al tiempo que nos sintonizamos de mejor manera con el pueblo y sus problemas cotidianos, escuchando  y actuando, para con ellos empujar la transformación que el país requiere para el logro de la paz duradera y estable.



En este sentido, la UP, en Bogotá debe afrontar el desafío de continuar construyendo la esperanza, y para ello es necesario que desde cada activista y simpatizante, se asuma el compromiso de construir las Juntas Patrióticas territoriales/sectoriales, estos son espacios, que no se pueden quedar en la conformación o en el ejercicio de una reunión formal.

Que son y para que se conforman las Juntas Patrióticas UP.

Las Juntas son el lugar desde el cual cada miembro de la UP desarrolla la actividad social y política, ellas deben ser espacios democráticos, donde se socializaran las problemáticas territoriales o sectoriales de sus entornos más inmediatos, estas problemáticas se deben, asociar con el planteamiento de la UP de construir Paz con justicia social, de esta discusión cada Junta debe elaborar un plan de actividades que deben priorizar, el contacto con otros pobladores del barrio o sector social donde se trabaja.

En este sentido cada Junta Patriótica debe hacer un reconocimiento de la problemática social, identificando cuales son las problemáticas o necesidades más sentidas de la comunidad, las que pueden ser de; inseguridad, servicios públicos, movilidad y transporte publico, legalización de predios, pavimentación, déficit de vivienda, educación, salud, falta de oportunidades para los jóvenes, recreación, violencia intrafamiliar, presencia de grupos armados, abuso de autoridad, falta de participación de grupos sociales específicos, mujeres, afro, indígenas. ROOM, igualmente puede ser violación a Derechos Humanos o falta de oportunidades de empleo, exclusión social  o problemas medio ambientales, entre otros tantos.

Con estas problemáticas/necesidades la Junta Patriótica debe priorizar y trazar un plan para organizar, concientizar y movilizar a los vecinos o personas afectadas, para exigir a las autoridades civiles las respectivas soluciones, en torno a sus derechos.

Sobre la conformación de la Junta, se deberá nombrar al menos tres responsables.
1-      Coordinador, responsable de relaciones con los sectores sociales y políticos del sector.
2-      Responsable de educación
3-      Responsable de finanzas

Esta pequeña estructura se debe reunir permanentemente, y convocar al menos cada mes, la asamblea de la Junta Patriótica, en la que se presentara informe de las actividades y avances en la organización de la comunidad y se acordaran nuevas tareas y sus responsables. Adicionalmente la Junta, debe propiciar  encuentros y reuniones  con los distintos sectores sociales, populares y políticos de la zona, con quienes se intentara acordar tareas de más impacto, promoviendo la conformación de un frente amplio  en la lucha por la Paz con justicia social.



Igualmente cada Junta debe promover como acción educativa la divulgación y discusión de lo que se va acordando en las mesas de diálogos entre las FARC-EP y el Gobierno en la Habana, igualmente con el ELN y el EPL.
Este proceso de construir Unión Patriótica y frente amplio desde el barrio y el territorio, es una necesidad  urgente, dado que en el caso de Bogotá, los Demócratas Bogotanos tienen importantes desafíos. De un lado, contener la pretensión del Uribismo de controlar el poder local y de la ciudad de Bogotá. Eligiendo ediles, concejales, y alcalde pertenecientes  al proyecto de la ultraderecha guerrerista.



De otro lado, es necesario que la Unión Patriótica, elabore el plan que permita desde procesos convergentes y unitarios de sectores democráticos, elegir muchos ediles y concejales y garantizar la alcaldía de Bogotá, para los sectores que han permitido ampliar la cobertura en educación, garantizar el derecho a mínimo vital gratuito de agua, para estratos 1 y 2, defender la estatización del servicio de aseo, y la defensa de la paz. Entre otros logros.

Con estos desafíos  es necesario entonces que garanticemos decenas de Juntas Patrióticas luchando con el pueblo, para conquistar la Paz con justicia social y democracia para todas y todos.



Bogotá 11 de noviembre de 2014 

Entradas populares de este blog

EL GOBIERNO SE PATRACIO CON LA IMPLEMENTACION DE LOS ACUERDOS:

Alfonso Castillo Defensor de derechos humanos Afiliado Unión Patriótica
Un año después de la derrota del plebiscito del 2 de Octubre de 2016, en el que una poderosa caterva de la élite política del país, le aposto a impedir el avance del acuerdo de paz y poner fin a la guerra, y logro consolidar una matriz de opinión que hoy continúa saboteando cada desarrollo de la construcción de la paz.
Después de ese oscuro día, la voluntad de los sectores democráticos logro salirle al paso a este impase y finalmente se firmó un nuevo acuerdo de paz, el 24 de noviembre en el teatro Colon en Bogotá, que se convierte en un importante instrumento para derrotar la guerra, y abrir el camino para impulsar transformaciones democráticas para un nuevo país.
A partir de ese momento, el país ha asistido a una larga lista de hechos que dejan ver claramente dos situaciones que explican la complejidad de este proceso que se ha dado en llamar la implementación de los acuerdos: De un lado una guerrilla, con todo el co…

Partido Unificado de los Comunistas Colombianos

Aportes para el debate
…Urge la unidad de los revolucionarios Por. Alfonso Castillo Garzon Militante Comunista.
Tras la firma del acuerdo final de paz en 24 de noviembre del año 2016, entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC, el país ha entrado en un estado de expectativa, pero sobre todo de incertidumbre, en lo fundamental por la evidente falta de voluntad y compromiso del gobierno y el Estado Colombianos, para honrar la palabra empeñada en la firma del acuerdo final, actitud que contrasta con el gesto de la guerrilla, que ante cada incumplimiento, reitera su “inquebrantable voluntad” de cumplir lo pactado, para terminar la guerra y construir la paz con justicia social.
No sólo se trata de los evidente retrasos en la construcción de las Zonas Veredales Transitorias de Normalización, sino y fundamentalmente a la lentitud y oportunismo para presentar las iniciativas de ley y los decretos que concretan el cumplimiento del acuerdo por parte del gobierno. Prácticamente se pued…

LA PAZ, EN LA PATRIA BOBA

Alfonso Castillo Garzon Defensor de Derechos Humanos +57 3102125193 Blog: http://hojasuelta0.blogspot.com twitter:@castilloalfo skipe: hojasuelta1 https://www.facebook.com/AlfonsoCastilloUP

Igual que hace 200 años, el país asiste a una etapa de su vida política que en voz de muchos, es de incertidumbre, pero para algunos, también es una reedición de épocas ya transitadas de  nuestra historia y de la que pareciera no quedan enseñanzas y volvemos a reproducirlas una y otra vez en perjuicio de las mayorías nacionales.

Desde 1810, y tras el mal llamado “grito de independencia”, nuestra incapaz clase política se sumergió en discusiones estériles sobre cómo conducir al país por el mejor camino, sin embargo, esas discusiones no estaban situadas en el interés nacional o pensando en el bienestar de todos los ciudadanos, no existía la preocupación de la soberanía, democracia, libertad, justicia o desarrollo económico, todas las discusiones de esa clase política se centraban en mezquinos intereses pers…